sexta-feira, 17 de novembro de 2017

CRUZIANAS EN LA PLAZA ALTA DE BADAJOZ

    
    Hace casi un mes hablábamos de un curioso descubrimiento paleontológico en las paredes del hospital Infanta Cristina de Badajoz. Ahora, sin salir de esta ciudad, el GP se topa con otro "yacimiento" estupendo de fósiles... en mitad de la plaza alta. A uno ya le entra la duda de si es una casualidad del destino o si bien ha habido alguna mente que pretendiese crear un auténtico museo fosilífero en el entorno urbano de la ciudad. En este caso son las baldosas de la relativamente reciente restauración de la plaza alta, las que delatan un enorme campo de cruzianas a nuestros pies. Recordamos que las cruzianas son las pistas que dejaban invertebrados marinos como los trilobites en los primeros periodos del Paleozoico, especialmente sobre cuarcitas y a veces también sobre areniscas y rocas pizarrosas.


    Pocos de los que visitan este lugar pensarán efectivamente que están pisando suelo marino de hace 400 millones de años y centrarán su mirada en los hermosos portales barrocos de la plaza. Pero basta observar un poco y reconocer distintos tipos de rastros de trilobites a nuestros pies, unos más amplios y estriados, y otros simples "rastros" largos y entrecruzados, que recuerdan bastante a los que podemos encontrar en las paredes del palacio de Carvajal de Cáceres. De hecho, el trazado y los colores de la piedra son tan peculiares que el GP dudó que se tratase de una roca que no fuese artificial, pero las formas de las cruzianas son demasiado únicas como para ser hechas por alguna mezcla sintética... Por otra parte, al no haber ninguna baldosa rota o fracturada tampoco pudimos precisar el tipo de roca que es, aunque podemos suponer fácilmente que se trate de alguna cuarcita o roca areniscosa.
    Uno se siente maravillado por observar este fondo marino, pero también siente cierta lástima. El paso continuado de la gente acabará por erosionar y pulir estas rocas hasta que estas bonitas cruzianas prácticamente dejen de verse. Y lo peor es que mucha gente ni siquiera las habrá visto alguna vez. 

 

Sem comentários:

Enviar um comentário